Mitos y verdades sobre la nicotina

Composición de una molécula de nicotina

A estas alturas, todos conocemos lo peligroso que es para la salud el hábito de fumar. Pero, ¿es la nicotina el componente más dañino de todos los que tiene un cigarrillo? La respuesta corta es NO, aunque hay que matizarla.

La nicotina es un alcaloide que se extrae principalmente de las hojas de la planta del tabaco (nicotiana tabacum) o del mapacho (nicotiana rustica), aunque también hay otras plantas que la contienen, como la papaya o el apio. Todas ellas la sintetizan a modo de herbicida y plaguicida natural. De hecho, hay zonas donde existe la costumbre de rodear los cultivos con una línea de plantas de tabaco como medida de protección contra algunas plagas.

En el hombre, la nicotina actúa principalmente sobre sistema nervioso central y, en menor medida, sobre el sistema digestivo. En pequeñas dosis, es la causante de la adicción al tabaco, y en mayores cantidades, puede llegar a provocar la muerte. Lo cierto es que se ha demostrado que es imposible tener una sobredosis únicamente fumando (aunque es posible si combinamos parches, chicles de nicotina, y/o el consumo de tabaco, al mismo tiempo).

Una vez que sabemos qué es la nicotina, veamos algunos de los mitos más comunes.

  • Mito: La nicotina es cancerígena

¡FALSO!  La nicotina por sí sola, separada del humo del tabaco no está considerada por la IARC como sustancia cancerígena. En la literatura médica actual se indica que no promueve el desarrollo de cáncer en tejidos sanos y tampoco posee propiedades mutagénicas.

  • Mito: La nicotina causa las enfermedades pulmonares relacionadas con fumar

¡FALSO! Los cigarrillos son una causa conocida de cáncer, enfermedades pulmonares crónicas y otras molestias. El gran número de tóxicos presentes en el humo del tabaco, y no la nicotina que contiene, son los responsables de la gran mayoría de las enfermedades relacionadas del tabaco.

  • Mito: La  nicotina aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares

¡FALSO! La nicotina aumenta la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, así como vasoconstricción. Sin embargo, todos los estudios hasta la fecha, no demuestran que el uso de nicotina farmacéutica (como la utilizada en parches, chicles o líquidos de vapear) aumente el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

  • Mito: La nicotina es responsable de los efectos negativos en la salud relacionados con fumar

¡FALSO! La nicotina solo es responsable de la dependencia al tabaco. Como la mayoría de los fumadores son dependientes a ésta, necesitan fumar, exponiéndose a las sustancias tóxicas de los cigarrillos. Son estas sustancias, y no la nicotina, las responsables de la mayoría de los efectos negativos relacionados con el tabaco.

  • Mito: La nicotina amarillea los dedos y los dientes

¡FALSO! No es la nicotina de los cigarrillos, sino el alquitrán el que causa las manchas amarillas-marrones en los dedos y en los dientes.

  • Mito: Las terapias de sustitución de la nicotina son más seguras que fumar

¡VERDAD! El beneficio de utilizar TSN para dejar de fumar es mucho mayor que el riesgo de fumar. Las TSN contiene una dosis controlada de nicotina procesada por métodos farmacéuticos regulados. Los cigarrillos contienen más de 4.000 productos tóxicos, que no se encuentran en los parches, chicles o líquidos para vapear.

  • Mito: Terapia Sustitutiva con Nicotina (TSN) sustituye una adicción por otra

¡FALSO! Se ha demostrado que el riesgo de sufrir adicción a la nicotina en dosis terapéuticas controladas, es mucho menor comparado con el riesgo de sufrir adicción a la nicotina del tabaco. La dependencia a la nicotina terapéutica que existe hoy en día es muy baja.

  • Mito: La nicotina es una sustancia artificial, hecho por el hombre

¡FALSO! Como hemos dicho, la nicotina es una sustancia que producen de forma natural algunas plantas, como la planta del tabaco (de donde proviene la mayor parte del tabaco) o el mapacho,  pero existen otros 66 especies de plantas que también la contienen.

Para finalizar, centrándonos en el mundo del vapeo, muchos nos preparamos nuestros propios líquidos utilizando nicotina concentrada como base. Derramar una concentración extremadamente alta de la nicotina sobre la piel puede dar lugar a la intoxicación o incluso la muerte ya que la nicotina pasa con facilidad al torrente sanguíneo por contacto dérmico. Por esta razón, siempre que trabajemos con altas concentraciones, conviene utilizar guantes y extremar las precauciones.

Además, siempre aconsejamos que si tienes alguna enfermedad cardiorespiratoria, relacionada o no con el tabaco, debes consultar con tu médico antes de utilizar cualquier tipo de sustancia que contenga nicotina, ya sean líquidos para vapear, como parches o chicles.

ATENCIÓN: Nos hemos mudado a http://www.buenvapeo.es/blog si te gustan nuestras publicaciones, encontrarás más información en nuestro nuevo sitio

Fuentes:
http://www.oocities.org/capecanaveral/2257/niceffects.html
http://www.treatobacco.net/
http://www.news-medical.net/health/Nicotine-Toxicology.aspx
http://www.botanical-online.com/nicotina.htm
http://www.iarc.fr/
http://www.nicorette.es/mitos-de-la-nicotina
About these ads
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s